La erradicación de la enfermedad de Chagas en Guatemala: un ejemplo exitoso de cooperación para el control de vehículos de enfermedad

Artículo escrito por Munim Deen, enero 30, 2019. Artículo traducido por Maria Loza Correa.

Bibliografía: Juarez JG, Pennington PM, Bryan JP, Klein RE, Beard CB, Berganza E, et al. (2018) A decade of vector control activities: Progress and limitations of Chagas disease prevention in a region of Guatemala with persistent Triatoma dimidiate infestation. PLoS Negl Trop Dis 12(11): e0006896. https://doi.org/10.1371/journal.pntd.0006896

La enfermedad de Chagas se transmite por un parásito llamado Trypanosoma cruzi, el cual entra en el cuerpo humano a través de las picaduras de los insectos Triatoma. De esta manera el triatoma es un vehículo (o vector) de transmisión para la enfermedad de Chagas. Afecta a millones de personas en toda América central y Sudamérica, puede provocar síntomas nerviosos y cardíacos, y en última instancia la muerte. Incluso sin riegos de muerte, el tratamiento de la enfermedad crónica de Chagas es una carga económica significativa para la salud pública.

Imagen. Triatoma, también conocido como “chinches del beso”, alimentándose de un humano. Los insectos triatoma son los vehículos para la propagación de la enfermedad de Chagas, los cuales (los triatomas) son un instrumento para los programas de control de la enfermedad. Fuente: Wikipedia

La forma más fácil de minimizar el impacto de la enfermedad es evitando que ocurra. Las autoridades de Guatemala, un área donde la enfermedad de Chagas está muy extendida, adoptaron esta postura. Un artículo recientemente publicado en la revista científica PLOS Neglected Tropical Diseases (“PLOS Enfermedades Tropicales Desatendidas”) por Juárez y sus colegas, describe el proceso, los éxitos y desafíos del control del vehículo del Chagas (el cual se centra en el control de los Triatomas) en Comapa, Guatemala (Figura 2) durante una década de su existencia.

Figura 2. De Juárez et. al. 2018, área geográfica del enfoque del artículo. Esta es una de las áreas de Guatemala en la que el problema de la enfermedad de Chagas no ha disminuido tanto como en otras áreas del país. Específicamente, esta imagen muestra comunidades seleccionadas de Comapa, Jutiapa Guatemala, elegidas para los estudios entomológicos del 2001, 2007 y 2011. A) Ubicación de Guatemala en relación a Mesoamérica. B) Ubicación del municipio de Comapa, Jutiapa en Guatemala. Las comunidades están representadas por los círculos rojos (2001), cafés (2007) y grises (2011). El mapa se creó utilizando QGis 2.18 usando los límites públicamente disponibles.

Antes de discutir por qué el problema de la enfermedad ha permanecido comparativamente alto, veamos el proceso general del control del Chagas, como se ilustra en la Figura 1 del artículo.

Figura 1. De Juárez et. al. 2018. Participantes clave y actividades realizadas durante los últimos 16 años del programa nacional de control de vehículos de la enfermedad de Chagas en Comapa, Jutiapa [12, 14, 30, 17, 18, 24-29]. Los espacios en verde representan el tiempo (año) en el que se colectaron los datos y las actividades desde 1999 hasta el 2015. Los cuadros en amarillo muestran a las principales organizaciones involucradas y los cuadros en rosa muestran las intervenciones adicionales para el control de vectores durante el período 2007-2015. MSPAS: Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social. CES/UVG: Centro de Estudios en Salud de la Universidad del Valle de Guatemala. JICA: Agencia Cooperativa Internacional Japonesa. https://doi.org/10.1371/journal.pntd.0006896.g001
El programa, que comenzó con la recopilación de datos de referencia fundamentales, ha sido un trabajo colaborativo desde su inicio con la participación del Ministerio de Salud Pública de Guatemala (MSPAS) quien asumió el liderazgo en la mayoría de las fases. Otros grupos claves que participaron en las diferentes fases del proyecto fueron universidades (CES/UVG), agencias internacionales de ayuda (JICA), organizaciones no gubernamentales y comunidades locales. La parte mas importante de la estrategia de control consistió en repetidas rondas de fumigación utilizando insecticidas con efecto residual (IRS) en interiores. Existe evidencia que asegura que esta estrategia, que ya se ha probado en otros lugares, redujo el problema del Chagas en Guatemala. Se estima que esta estrategia redujo la enfermedad del Chagas en un 94%, de tal forma que el porcentaje de niños en las escuelas que son Chagas-positivos ahora es menos el 2% de la población de esta edad, donde anteriormente la enfermedad estaba muy extendida y era endémica.

Las colaboraciones de las distintas organizaciones involucradas claramente trabajaron para lograr los objetivos (como se demuestra al ser parte del proyecto por más de una década) y esta dedicación fue necesaria para que los proyectos para el control de vehículos de enfermedades fueran exitosos. Cada organización (gubernamental, académica, no gubernamental) aporta sus propias fortalezas, se complementan, y la sinergia del trabajo de todas contribuyen a enfrentar todos los obstáculos con mayor facilidad que cada una de las organizaciones enfrentaría trabajando individualmente.

Esto no significa que el éxito de este tipo de colaboraciones esté garantizado, como se demuestra en el caso de Comapa, donde el problema de la enfermedad de Chagas es relativamente alto. Si bien, el problema del Chagas en esta área ha disminuido significativamente, sin embargo, esa disminución es menor que en otras partes del país.

Aquí, pareciera que los insecticidas con efecto residual no mantienen su efectividad, lo que permite que la población de los insectos Triatomas se recupere. Además, muchas personas de la región aún parecen no estar completamente informadas sobre los métodos de prevención del Chagas, ya que aún participan en comportamientos que aumentan el riesgo de infección de Chagas. Ejemplos de esto, incluyen construir casas con materiales y técnicas que fomentan la interacción entre los Triatomas y los humanos. Por último, en esta región, las mujeres en edad de procrear son Chagas-positivas, es decir han sido infectadas por el parásito que causa la enfermedad de Chagas, el Tripanosoma cruzi.

Por lo tanto, para cumplir verdaderamente los objetivos del programa de control de vehículos, particularmente en áreas donde parece ser menos efectivo, se realizan exámenes de detección dirigidos (a mujeres embarazadas o en edad fértil), campañas de educación y (si es posible) se aplican diferentes métodos para el control del insecto.

Share this:
Maria Loza

Maria Loza

Maria is passionate about integrating science and policy to contribute to evidence-informed decision making to help providing solutions to social issues in the health sector. She earned a Ph.D. in Genetics and Microbiology (2013) from the Paris Descartes University - Pasteur Institute in Paris, France. She continued as a postdoctoral researcher at Canadian Blood Services (2015-2018) in Ottawa. Her research focused on the study of molecules that help pathogenic bacteria to adapt to environments that represent a health risk. She is a Registered Microbiologist by the Canadian College of Microbiologist. Currently she works at a federal government agency in Canada, providing advice and operational support in the development and delivery of research funding programs to foster discoveries and innovations that positively impact the health sector. Maria enjoys communicating science, watching sunsets from any spot in the world and currently she aspires to become a conservation photographer.

Leave a Reply